Cómo incorporar el aire acondicionado a la decoración de la vivienda

Cómo incorporar el aire acondicionado a la decoración de la vivienda

Ahora que llega el buen tiempo y se va acercando el verano, comprobamos casi a diario si el cambio climático nos lo permite, que las temperaturas cada día que pasan son más altas. Esto obliga a incluir en el interior de la vivienda aparatos de aire acondicionado o sistemas de climatización que permitan disfrutar de una temperatura agradable, para sofocarnos del calor del exterior.

Pero en ocasiones, estos elementos que son tan deseados cuando llega el verano, no son nada decorativos. Si eso es lo que te inquieta, no te preocupes, porque todo tiene solución. Te mostramos a continuación algunas ideas para incorporar el aire acondicionado a la decoración de tu casa. De ese modo, los sistemas de climatización no solo serán funcionales, sino que en algunos casos, no restarán belleza a las diferentes estancias o incluso le aportarán un toque original.

Elegir el aparato de aire acondicionado o sistema de climatización adecuada

En primer lugar, si aún no has comprado un aparato de aire acondicionado, tienes que renovarlo o estás a punto de instalar un sistema de climatización en casa, reflexiona y piensa bien esta decisión.

En el mercado actual hay muchos diseños que se salen de lo habitual. Existen modelos originales y modernos que pueden atraer todas las miradas cuando alguien entra en la habitación.

Un consejo para elegir el adecuado es consultar empresas de aire acondicionado como HOMEPPY, que cuentan con una amplia gama de productos y servicios relacionados con la climatización y que pueden indicarte cuánto cuesta instalar un aire acondicionado dependiendo de tus necesidades específicas.

Restarle protagonismo

Si apuestas por un aparato que no es de diseño o que particularmente no te gusta, lo más importante es no otorgarle ningún protagonismo visual. Esto se puede conseguir camuflándolo o mezclándolo con otros elementos.

Para ello, es fundamental no obstaculizar la circulación del aire. Una recomendación es instalarlo en armarios empotrados o, si es un modelo de pared, en un estante.

Por otra parte, si no lo puedes integrar de esta forma por la estructura del aparato o de la estancia, una solución interesante es la de comprar algún vinilo decorativo y pegarlo en el frente del aire acondicionado, consiguiendo así que haga juego con el resto de la decoración.

El aparato de aire acondicionado como un elemento más de la decoración

Una opción, para no tener que poner climatización central en la vivienda, que es más costoso, es optar por aire acondicionado cubierto o camuflado, que no es lo mismo que camuflar el sistema de climatización.

Algunas empresas del sector ofrecen modelos que a simple vista parecen un cuadro más a instalar en la habitación, pero lo que se esconde tras ellos es un aparato de aire acondicionado.

Modelos de aire acondicionado que son una decoración en sí mismo

Las principales compañías del sector de la climatización, y entre ellas podemos citar a LG, Samsung, Fujitsu y algunas más, llevan años introduciendo aires acondicionados de diseño.

Sin embargo, son modelos de lujo que superan en la mayoría de los casos los 1.000 euros de precio, pero que a cambio tienen como funcionalidad extra el hecho de que se pueden confundir con cualquier otro elemento de decoración.

LG incorpora la iluminación como una característica en el diseño, algo que a muchos clientes fascina y es una de las razones que explica por qué la marca surcoreana es una de las líderes del sector. Estos aparatos permiten jugar con distintos ambientes dando a la luz más protagonismo. Son, como decimos, electrodomésticos que no se pueden considerar económicos, pero que aunan la funcionalidad con la estética y que presentan altas prestaciones.

En el caso de Samsung, una compañía también de Corea del Sur, la innovación no está en incorporar iluminación, sino que su apuesta es combinar la tecnología WiFi para mantener controlado en todo momento el aparato desde el móvil. Samsung, que es una compañía de las más destacadas en el sector de la tecnología, combina así dos de sus fuertes.

En cualquier caso, los electrodomésticos deben ser en primer lugar funcionales, y una vez conseguido eso, incluir la estética o que al menos no resulten desagradables con el conjunto de la decoración.

Si se apuesta por una opción funcional, de altas prestaciones y que sea agradable estéticamente, combinando con el resto de elementos, debemos ser conscientes que esto lleva aparejado un precio. Por fortuna, el diseño del hogar está ya implementado prácticasmente en todas las casas y el consumidor está demandando electrodomésticos bonitos y funcionales, lo que está ayudando a que los precios de estos aparatos bajen.

Noticia:madridpress.com